• C.L.Bruna

MIS CITAS CON EL ARTISTA. TIPOS INFAMES


La primera vez que pasé por delante no me fijé. Fue a mi hermana a la que le llamó la atención. Me dijo: -mira esto, ¡que buena idea!, "libros y vinos", tenemos que venir. Yo me quedé con el nombre y de forma inconsciente con la mesa del ventanal. Un día mi Pintor de emociones se sentó en ella y la encontró, justo enfrente, tomando un café estaba la "chica del abrigo rojo".


Cuando escribí mis relatos no había estado físicamente en "Tipos Infames". Realicé una visita virtual para situar a mis personajes, pero tenía claro que mi "Cita con el Artista" más especial sería allí.


Tipos Infames es más que una librería especializada en narrativa literaria de carácter independiente, es también una mezcla entre café y vinoteca con una sala de exposiciones en la planta inferior.


Aprovechando mis vacaciones en septiembre, esas que procuraré siempre tener, me acerqué por allí el miércoles por la mañana. Para empezar ya me llama la atención el cartel en la entrada, pues reconozco que iba con los dedos cruzados deseando que no estuviera cerrado.


Pregunto a un chico muy amable si podía sacar unas fotos, ya sabéis, para mis queridos collages, y me siento a tomarme un té en una de las mesas de la bodega.

Desde allí no puedo evitar dirigir la mirada hacia la mesa del ventanal, esperando el momento en el que se quede vacía para poder acercarme.



Bajo a la sala de exposiciones pero está vacía, así que pregunto, a ese chico tan amable, si habían interrumpido la temporada a causa del Covid. Me alegro al saber que no es así, sólo se han suspendido las inauguraciones y limitado el aforo. A partir del 11 de Septiembre se puede contemplar "Leer nos hace libres", una exposición colectiva en la que cada artista interpreta a través del collage el significado que posee la lectura como elemento de emancipación.



También le pregunto sobre el local que hay enfrente, en el que también figura el letrero "Tipos Infames". Y entonces me distraigo de mi objetivo por lo mucho que me llama la atención lo que me cuenta. Resulta que en Noviembre del año pasado nació Menudos Infames, un espacio que alberga libros sobre poesía, novela gráfica, pero sobre todo literatura infantil y juvenil. Así que no puedo evitar pedirle que me lo enseñe.




Me encantó, es perfecto. No demasiado grande, tiene el espacio suficiente para almacenera un precioso mundo de color y magia. No puedo evitar comprar a Jacobo otro de los libros ilustrados que tanto la gustan.





Embelesada con el inesperado descubrimiento, casi me olvido, pero entonces, aquel chico tan amable me dice que para pagar el libro tengo que volver al local de los vinos. Y entonces me doy la vuelta para sacar mis últimas fotillos y descubro que la mesa de la ventana está vacía, para mí.



Me acerco despacio, para no distraerlo. Sí, mi "Pintor de emociones" esta allí sentado, con su gran mata de pelo canoso, cuidadosamente despeinado. Y, como no podía ser de otro modo, justo en el café de enfrente, pegada a la ventaba está ella, "la chica del abrigo rojo", sonriendo. En ese momento se levanta y abandona el local. El sale a su encuentro, para avisarla, pues se ha dejado todas sus cosas dentro.


Yo, como ya me sé el final de la historia, no me preocupo. Entonces ella me mira y me dice: - Esta vez sí-

No es casual que este fuera el lugar de nuestro encuentro pues, fijaos lo que dicen los creadores de este bonito proyecto:


"Los Tipos Infames somos tres amigos que durante una partida de billar que se nos fue de las manos comenzamos a imaginar un lugar en el que nos gustaría perdernos. Por eso juntamos todas nuestras filias dentro de un mismo local e intentamos dejar nuestras fobias en la puerta del mismo."






























0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo